La Terapia Cognitivo-Conductual

La Terapia Cognitivo-Conductual

Es indispensable conocer los distintos tipos de terapias psicológicas existentes para saber que enfoque puede convenir mejor al paciente, aunque es importante destacar que todas ellas se caracterizan por llevar a la persona, de un estado de malestar psíquico o físico, o uno de bienestar.

Por ello en este artículo se describe la Psicoterapia y se analiza una de las terapias más utilizadas en la psicología, la Terapia Cognitivo-Conductual.

Psicoterapia, ¿en qué consiste?

La terapia individual o psicoterapia es un proceso a través del cual un psicólogo trabaja con el paciente, en un ambiente seguro, que proporcione al sujeto confianza para exteriorizar los sentimientos, actitudes y pensamientos que le generan malestar físico o psicológico, trabajando todos aquellos aspectos necesarios que lo lleven hacia la modificación o cambio deseado en su vida.

¿En qué consiste la Terapia Cognitivo-Conductual (TCC)?

Se trata de un proceso por el cual una persona piensa sobre sí misma, sobre otras personas y sobre el mundo que le rodea, y cómo esta percepción afecta a sus sentimientos y pensamientos.

Esta terapia es característica por pertenecer al grupo de las “terapias habladas”, y a diferencia de las demás, la TCC se centra en resolver los problemas y las dificultades que le surgen al paciente “aquí y ahora”. Por lo tanto, ayuda a proporcionar el cambio en sus pensamientos (cognitivo) y a sus actos (conductual).

¿Cómo se desarrolla la Terapia Cognitivo-Conductual?

La Terapia Cognitivo-Conductual se centra en la resolución de problemas, en ayudar al cliente a identificar aquellas creencias problemáticas que le desbordan, para ello el terapeuta indica cómo debe aprender y practicar nuevas habilidades de afrontamiento que deben llevar a cabo en situaciones reales.

Este proceso se acontece de manera gradual, ayudando al paciente a que progresivamente realice cambios de comportamiento que le creen un mayor bienestar físico o psicológico.

¿A quién va dirigida?

Está indicada para aquellas personas que buscan un tratamiento que no necesariamente implica medicación farmacológica, puesto que el mayor beneficio que proporciona a los pacientes son habilidades para desarrollar estrategias de afrontamiento útiles en el presente y el futuro.

Este tipo de terapia se utiliza para tratar a sujetos que sufren diferentes tipos de trastornos, incluyendo la ansiedad, la depresión, las fobias y los trastornos obsesivos-compulsivos, entre otros.

¿Cómo es de efectiva?

Al tratarse de una terapia con base empírica y que trabaja con la participación activa del paciente, se considera uno de los tratamientos más eficaces para trastornos donde la ansiedad o la depresión son el principal problema, sobre todo en casos moderados y graves de depresión.

La Terapia Cognitivo-Conductual ha sido ampliamente comprobada respecto a su eficacia para tratar los diferentes trastornos.

Comparte el Post

Sobre el autor

Comentarios (2)

  1. :

    Enhorabuena por tu blog y por esta entrada. La he RT en Twitter porque me ha parecido muy sencilla y fácil de entender para todos, bien explicado y conciso :)
    El diseño del blog es perfecto!

    • :

      Muchísimas Gracias, te invito a seguirme en mi Blog y no dudes en comentar, todas tus aportaciones me son de gran ayuda.
      Un Saludo y Mil Gracias ¡¡¡¡¡¡

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

6 + veinte =

Puedes ponerte en contacto conmigo en el teléfono (+34)635393327